Salvatore Russo – Higienista Dental

0
571
Dott. Salvatore Russo
Contitolare e Dental Office Manager Studio Dentistico Rusaldent – Roma
Dottore Magistrale in igiene Dentale

Participa de nuevo en Revistahigienistas.com nuestro compañero italiano Salvatore Russo, Higienista Dental con ejercicio en Roma y con quien hemos tenido la fortuna de compartir formación en su especialidad, el Láser de Diodos.

UN HIGIENISTA DENTAL ITALIANO DEL TERCER MILENIO ENTRE PASADO, PRESENTE Y FUTURO

PASADO

Recuerdo cuando se creó el Diploma Universitario en Higiene Dental en Italia, a finales de los años ochenta y la figura profesional que surgía era considerada como «especialista», un concepto bastante inútil que serviría más que nada para crear «futuros auxiliares dentales con algunas nociones científicas». Sin ser valorados y en parte humillados, no podíamos ser denominados como «doctores».

Tras aprobar las oposiciones para acceder al curso impartido en el hospital Fatebenefratelli de Roma (año 1991), cabe precisar que en esa época era ya protésico dental y propietario de un laboratorio creado en el año 1983 inmediatamente después de haber aprobado el examen de maturità (selectividad). Laboratorio el cual era muy cotizado. De hecho mis ex socios de la época, con los cuales comencé esa aventura con sólo diecinueve años, hoy en día son considerados de los protésicos dentales más brillantes de mi país.
En aquel momento, todos me decían: «¿Pero qué haces? Es una pérdida de tiempo y dinero, esta figura profesional no tendrá futuro». Pero no me detuve, y como buen testarudo y amante de los desafíos que soy, comencé un recorrido basado en los estudios.

Al disponer de menos tiempo, tuve que trabajar a » toda marcha» y empecé a ganar menos dinero, estudiaba por las noches, quitándole tiempo a mi vida privada pero finalmente en el año 1994 conseguí el Diploma Universitario con la máxima calificación.

Mi periodo de prácticas, experiencia única de clínica y vida que aconsejo a todos, fueron tres años en el departamento de Gnatología, dirigido por el Profesor Mario Martignoni, el cual es considerado al día de hoy como un ícono mundial de la Odontología Moderna.

Posteriormente, en cuanto se me presentó la ocasión, cursé la primera promoción de la «Università degli studi di Roma Tor Vergata» para convalidar el Diploma Universitario en Diplomatura trienal. La tesis que presenté obtuvo una nota de 110 sobre 110 , “cum laude” .

Actualmente, con el auge del concepto de prevención, unido a las modernas técnicas conservadoras, muchos de mis ex colegas protésicos dentales, los cuales no han tenido en cuenta el radical y profundo cambio vivido en el mundo de la odontología, desgraciadamente han tenido que cerrar el laboratorio o asociarse entre ellos con el fin de cubrir los costes de gestión necesarios para la “supervivencia” de la actividad (este último cambio es una señal positiva que finalmente apunta al concepto de prevención).

PRESENTE

Basándome en mi propia experiencia y siguiendo mi slogan «quien no se actualiza está perdido», en cuanto supe que existía la Diplomatura Magistral en Ciencias de las Profesiones Sanitarias en la Universidad la Sapienza de Roma, no dejé escapar dicha ocasión y me inscribí de inmediato al concurso para acceder a dichos estudios. Por aquel entonces, tenía más de cuarenta años, una buena posición laboral y, al mismo tiempo, me convertí en co-titular de una clínica dental situada en Roma (donde a día de hoy continúo ejerciendo mi profesión al mismo tiempo que me ocupo del aspecto empresarial).
Digamos que en aquella época, mi cerebro había perdido la «elasticidad » típica de un joven necesaria para estudiar, mis responsabilidades familiares habían cambiado, etc, etc….. pero me dije a mí mismo «probamos».¡Si va mal siempre podré replanteármelo!

Aprobé las oposiciones, cursé la carrera y con mucho sacrificio en el 2009 obtuve otro prestigiosísimo título: FINALMENTE LA LICENCIATURA.

Como se suele decir «el apetito viene comiendo», así que cuando acabé la Licenciatura Magistral me inscribí a un Master de la Universidad la Sapienza de Roma en «Tecnologías Avanzadas de las Ciencias de Higiene Oral», gracias al cual he podido conocer las modernas técnicas y toda la tecnología que existe a nuestra disposición.

Durante el mismo periodo de tiempo, aprobé las oposiciones y conseguí plaza en el departamento de Higiene Dental de Patología Especial del Policlínico de Tor Vergata de Roma, convirtiéndome poco tiempo después en Profesor de dicho departamento.

Logré ser, y sigo siéndolo a día de hoy, gracias a cursos y a la formación, Docente de láser terapia en los protocolos de prevención en el Master, además de Docente del curso de Diplomatura del Sagrado Corazón del Policlínico Agostino Gemelli de Roma.

Desde hace años, soy ponente en cursos y congresos nacionales e internacionales,autor de libros y artículos, además de ser un referente para mis actuales/futuros compañeros de profesión, hecho que me llena de orgullo al ser considerado «la demostración viviente de que hay que creérselo siempre y que el sacrificio, la pasión en el trabajo y la formación continua, a la larga da sus frutos».

FUTURO

¿Cómo veo el futuro? Actualmente toda la medicina está enfocada en la prevención; incluso la Sanidad Pública se ha dado cuenta que un individuo sano es un ahorro para el Estado respecto a los tratamientos que necesitaría el paciente una vez que ha enfermado.

Hoy en día, la investigación científica demuestra continuamente la relación existente entre enfermedades crónicas orales, como la periodontitis con las enfermedades cardíacas, renales, diabetes, etc…..Entonces, si de nuevo mi intuición no me engaña, el Higienista Dental preparado y continuamente actualizado, marcará la diferencia para conseguir los objetivos que la odontología moderna mundial impone.

Quizás nosotros, «no tan jóvenes», no aprovecharemos al máximo este cambio fundamental, pero seguramente sí lo harán los jóvenes colegas. Para concluir me gustaría enviar un mensaje a mis queridos amigos españoles: creo en una Europa fuertemente unida, no sólo por su moneda, donde se lleve a cabo un intercambio de experiencias clínicas y de profesionales a favor de un crecimiento real global y común.
Deseo que mis palabras que surgen del optimismo de quien «ha osado y lo ha conseguido” sin nunca abandonar, superando momentos oscuros y difíciles, consigan transmitir a los jóvenes de nuestro sector un verdadero y profundo orgullo profesional.

¿Mi consejo? No detenerse nunca y creer en lo que uno hace.
Tarde o temprano el momento justo llega para todos, es suficiente con estar preparados para recibir las señales y no dejarlas escapar.

DEJA UNA PREGUNTA

Please enter your comment!
Please enter your name here