Adriana, la encantadora autista

0
643
Licenciada en Odontología por la Universidad de Mogi das Cruzes (1994).
Máster en Ciencias de la Salud por la Universidad Cruzeiro do Sul (2012).
Doctora en Odontología en Universidad de Cruzeiro do Sul, Profesora de la Universidad de Anhanguera.
Socia de Zinkpinho Odontología Especializada.
Especialista en educación en perspectiva de la enseñanza para las personas autistas.
 Actualización sobre el autismo por el CBI de Miami.
Presidente de la Cámara Técnica de Odontología para pacientes con Características Especiales de CROPS
(Consejo Regional de Odontología de São Paulo)
 Responsable del Blog «Autismo y Odontología».
Coordinadora  estatal del Movimiento del Orgullo Autista Brasil MOAB-SP. Premio del Orgullo Autista Brasil.

Algunas notas sobre el trabajo de la Dra. Adriana Gladys Zinz, nuestra  entrevistada: «Adriana, la encantadora autista».

En una modesta consulta en el barrio de Tucuruvi, en la Zona Norte de Sao Paulo, la odontóloga Adriana Gledys Zink atiende a pacientes especiales. Está dedicada a pacientes  autistas.

Pero no solo atiende a los más colaboradores, aquellos  que hablan, estudian e incluso pueden llegar al máster. Adriana también ayuda, de una manera inusual, al llamado “autista de bajo funcionamiento”. Los que no hablan, usan pañales y, casi siempre, son violentos.

¿Cómo puede  conseguir Adriana que se sienten en el sillón, hacer que abran la boca y aceptar realizar una limpieza, una restauración o incluso la extracción de un diente comprometido?

 «Adriana es nuestra encantadora autista«, dice Waldemar Martins Ferreira Neto, uno de los miembros  de la Asociación de Dentistas de Sao Paulo (APCD). «Ella tiene un don especial. A veces nadie puede controlar a un niño, pero se calma cuando Adriana aparece y contacta con él». No hay magia en esta historia. Hay un ejemplo inspirador de dedicación.

 En 2003, Adriana decidió especializarse en pacientes especiales en APCD porque se conmovió por la situación de las familias. «Incluso aquellos que pueden permitírselo no encuentran dentistas dispuestos a cuidar de las personas autistas», dice.

Cuando se necesita atención dental (incluso si se trata de una limpieza simple), la mayoría de los pacientes son ingresados en un hospital para recibir anestesia general. Adriana decidió intentar hacerlo de manera diferente. Comenzó a asistir a reuniones de familias autistas, estudió los métodos de aprendizaje disponibles y fue capaz de adaptar algunas técnicas para la odontología. Su principal inspiración fue la creada en los Estados Unidos en los años 70 por los padres de un autista. La historia de esta familia fue retratada en la película: MI HIJO, MI MUNDO.

El método alienta a los padres y terapeutas a observar las preferencias de las personas autistas y usarlas como recursos de aprendizaje. Otro método utilizado por las familias es el PECS, Sistema de Comunicación de Intercambio de Imágenes  (pictogramas).

A través de las figuras, el niño aprende a comunicar sus necesidades y a entender que una actividad ha terminado y otra comenzará. «Adriana creó PECS específicos para la odontología. Así es como presenta la máscarlla, el sillón dental, etc. A veces se necesitan cuatro sesiones sólo para convencer al paciente de que se sente en el sillón dental . Cuando esto no es posible y el procedimiento necesario es simple, se reúne con el niño en el suelo. Adriana quiere que el método reciba apoyo científico. Presentó un proyecto de investigación a la Fundación Estatal de Apoyo a la Investigación de Sao Paulo (FAPESP) y espera el resultado. Después de demostrar la eficacia de su enfoque, Adriana tiene la intención de enseñarla a otros dentistas. «Incluso los que se lo pueden permitir no pueden encontrar dentistas dispuestos a cuidar de las personas autistas», dice Adriana.

Todos los miércoles se ocupa de los discapacitados autistas, mentales (y de cualquier otro paciente que aparezca en su consulta) en el proyecto social de la escuela de samba Unidos de Vila Maria.

Vamos  describir uno de ellos: El caso de  La Juca:

 Hasta los 14 años, Matías Cabral de Lira Junior (la Juca) nunca había estado en el dentista. Es discapacitado mental y muestra signos de autismo. Aunque no es agresivo, Juca no habla y no traga saliva. También hace movimientos continuos, comunes entre las personas autistas, como sentarse en una silla y balancear el tronco hacia abajo y hacia arriba sin detenerse.

 Hace dos años, Adriana conoció a Juca en la oficina de la escuela de samba. Vive con su madre en un apartamento en Singapur (un popular complejo de viviendas que reemplazó algunas favelas en la capital de Sao Paulo). Nunca estudió. «Lo intenté todo, pero nunca pude inscribirlo en una escuela», dice su madre Marly Zulmira da Conceiáo, ama de casa, de 44 años.

 El primer paso  de Adriana fue tener  una larga entrevista con ella. Necesitaba conocer todos los gustos de Juca, lo que le altera  y lo que le molesta.

Para que el trabajo funcione, Adriana necesita detalles. Detalles recogidos sin prisa.»Esta información le ayuda a encontrar una manera de entrar en el mundo del paciente».

En la primera cita, Juca no miraba a los ojos a Adriana. Estaba temblando cuando ella lo tocó. Para tratar de establecer un poco de contacto visual con el niño, Adriana probó varios juguetes, pompas  de jabón, dibujos, animales de peluche. Lo único que despertó el interés de Juca fue un coche  de goma.

 Poco a poco, Adriana fue  empujando el coche  al gabinete. Juca la  seguia. Con cinta adhesiva, Adriana sostuvo el juguete en la lámpara instalada sobre el sillón dental. Juca se sentó en el extremo del sillón  y levantó la cabeza para mirar el carro. Adriana acomodó una de las  piernas de Juca en el sillón  y dio un paso atrás para ver cómo reaccionaba. Todo fué  bien y acomodó la otra pierna.

Después de dos años de seguimiento, Juca está acostumbrado a Adriana y su método. En la última sesión, lo  que llamó la atención de Juca  dentro de  la caja de juguetes, fue un Chico Bento de goma (un conocido personaje infantil en Brasil). Ella sujetó el juguete incrustado sobre su dedo índice derecho mientras, junto con otros dos, tratando de relajar la barbilla de Juca le pide con mucha suavidad– Abre la boca para que Chico mire –.

«Ahhhhhh – respondió abriendo la boca. Juca parecía seguro. A pesar de todas las limitaciones, fluyó la comunicación entre ellos. Adriana lo consiguió  de nuevo.

Esto supone tan sólo una pequeña muestra del trabajo diario.

Las personas con trastorno del espectro autista (TEA) representan alrededor del 1% de la población mundial, según la Asociación Estadounidense de Psiquiatría. Este grupo expresivo presenta altas tasas de enfermedades dentales, debido a las dificultades en la higiene.

En Brasil, se han producido considerables avances en el suministro de tratamiento a pacientes autistas en clínicas y consultorios privados. El método tradicional de sedación de pacientes o con  anestesia general antes del inicio de los procedimientos ha sido reemplazado gradualmente por un tratamiento humanizado. «El primer paso es una consulta con los padres o cuidadores. A continuación, el paciente autista mira en casa un video animado, que explica el procedimiento dental. Las personas autistas necesitan previsibilidad de las acciones», dice Adriana Zink, quien ha estado tratando pacientes autistas en Sao Paulo durante 22 años.

En el consultorio, el paciente autista tiene la opción de empezar a jugar en una alfombra en el suelo. Desde la segunda consulta, cuando ya están familiarizados con el tratamiento, muchos pacientes van directamente al sillón.

Algunos pacientes se resisten al tratamiento y es necesario utilizar un estabilizador en el consultorio. En situaciones extremas, es necesario sedar al paciente, que generalmente se hace en un hospital. El objetivo es reducir el número de pacientes tratados a través de sedación y estabilizador. “Nuestra sociedad está avanzando hacia la inclusión de personas con necesidades especiales, lo cual es muy positivo. La odontología debe estar en línea con este esfuerzo, trabajando para la humanización de los tratamientos», dice Juliano do Vale, del Conselho Federal de Odontologia.

 Ha  habido progresos considerables en el acceso a pacientes autistas para el tratamiento en la red privada, dice Adriana, la atención pública sigue siendo un desafío. Las Unidades Básicas de Salud (UBS) y el Centro de Especialidades Dentales (CEO) tienen pocos dentistas especializados en Odontología para Pacientes con Necesidades Especiales. “ La solución sería que el Ministerio de Salud promueva un programa de capacitación masiva para dentistas en UBS», sugiere Adriana. «También es muy importante que la odontología para pacientes con necesidades especiales se convierta en una disciplina obligatoria en las universidades».

Entrevista Dra. Adriana Gladys Zinz

-¿Cómo inicio su camino profesional?

Comencé en 1995 cuando terminé la Facultad de Odontología en Brasil en São Paulo.

-¿Por qué eligió  la profesión de dentista?

 Era Técnico de Salud  y trabajé  como tal   durante 3 años,  decidí hacer odontología por amor a la profesión.

-¿Trabaja a nivel público o privado como odontóloga?

Solo trabajo a nivel privado.

-También es profesora Universitaria

 Soy profesora en la Universidad Anhanguera en São Paulo, en la región sureste y en Coesp en João Pessoa, noreste de Brasil.

-Usted está muy comprometida con el tema de la discapacidad en Brasil y principalmente con el autismo, ¿Cuándo se interesaste por primera vez en el tema del autismo?

Comencé a trabajar con autismo en 2003 cuando hice mi especialización en odontología para pacientes con necesidades especiales.

-Es conocida en Brasil como “encantadora de autismo” ¿Cómo surgió esa descripción sobre usted?

Surgió durante un curso de especialización en São Paulo, tuvimos un paciente muy difícil, supe manejarlo y  logré atenderlo, por lo que los estudiantes me conocen con este apodo cariñoso.

-Está muy comprometida con el tema de las discapacidades en Brasil y especialmente con el Autismo. ¿Puede decirnos en qué acciones participó o colaboró?

Soy voluntaria en el Movimiento del Orgullo Autista de Brasil en São Paulo, participamos en caminatas anuales. Doy conferencias a padres y cuidadores en todo Brasil. Soy miembro del Consejo de Asuntos de Discapacidad del Estado. Ayudé en la redacción de la ley municipal para proteger la salud bucal de las personas con discapacidad en São Paulo. Tengo un grupo de apoyo para madres, entre otras acciones.

-Ha recibido varios premios por su trabajo con personas  autistas, entre ellos el “PRIDE AUTISTUL AUTISTA BRASIL”, imparte conferencias sobre autismo, ¿A quién van dirigidas?

Van dirigidas a todo el personal clínico, a dentistas, asistentes dentales, familias, educadores… Las conferencias son para concienciar a todos los públicos.

-Además de toda esta actividad también tiene usted varias publicaciones.

Si, publiqué “AUTISMO Y ODONTOLOGÍA, MATERIALES ESTRUCTURADOS PARA HIGIENE ORAL DE PERSONAS CON TEA”  y varios artículos relacionados con éstos pacientes.

-¿Qué técnicas utiliza para trabajar con pacientes con autismo? ¿También realiza sedación?

 Utilizo materiales estructurados individualizados y hago poca sedación.

-¿Podría contarnos sobre la salud pública a nivel dental en Brasil?

En  la salud pública para las personas con discapacidad todavía tiene mucho trabajo por hacer. Necesitamos acciones específicas para personas con discapacidad. Trabajo multidisciplinar, acciones conjuntas y formación  continua.

-Sabemos que en Brasil no existe la figura del Higienista Dental como en España. ¿Cómo ve la incorporación de esa figura en su país en el futuro?

Aquí tenemos al Técnico de Salud que es una actividad cercana al higienista. Creo que sería increíble la figura  del Higienista en el modelo español aquí en Brasil.

-¿Cree que la figura del Higienista es importante en el trabajo que usted desarrolla?

El Higienista puede acometer cualquier avance que facilite el trabajo del dentista y el cuidado familiar. Es una actividad conjunta que puede ayudar a mantener la salud bucal de las personas con autismo.

-¿Cuáles son sus planes para el futuro y sus próximas intervenciones?

 Mis planes son actividades en el sector público para minimizar los problemas de salud bucal para aquellos que no pueden pagar un tratamiento privado y contribuir  a la formación de profesionales capacitados para este servicio.

Dra. Zink, agradecemos mucho su colaboración con revistahigienistas.com y la felicitamos por su encomiable labor  y dedicación, dirigida a  pacientes con necesidades especiales.

Profª.Drª.Adriana Gledys Zink 

«colaboramos para um mundo sem limites para pessoas com limitações»

http://www.adrianazink.blogspot.com.br

*Esta entrevista tuvo lugar en Sao Paulo (Brasil), gracias a nuestra compañera Susana Cruz, miembro de la Comisión de Pacientes Especiales del CPHDM.

DEJA UNA PREGUNTA

Please enter your comment!
Please enter your name here