Dra. Paloma Pérez

0
121

La Dra. Paloma Pérez estudió Odontología en la Universidad de Medicina y Odontología de Valencia, graduándose en 1993.

  • Se especializó en Odontopediatría en la Universidad de Boston Ma. y en el Hospital Franciscano para niños con problemas congénitos de Boston en 1995, Estados Unidos.
  • Es Doctora en Odontología por la Universidad de Medicina y Odontología de Valencia 2010.
  • Desde 1996 combinó la práctica clínica privada con la docencia Universitaria.

Hemos entrado en el hogar dental en el que ha convertido su clínica y la verdad es que es un sitio diferente y agradable para los pacientes. Hemos escuchado el vídeo donde explica cómo se desarrolló su carrera, pero queremos compartirlo con nuestros lectores de revistahigienistas.com y que nos cuente su recorrido tan apasionante en la profesión.

¿De dónde le viene la vocación por la odontología, hay antecedentes familiares?

¡Para Nada! Mi padre es ingeniero industrial y mi madre Ingeniera del hogar, es decir, madre abnegada y ama de casa, sin la cual os aseguro no hubiese podido compaginar familia, clínica y docencia.

Una vez concluidos sus estudios, ¿qué determina que se dedique a la odontopediatría?

Es que desde que empecé mis estudios quería ser Odontopediatra! Hasta tercer curso de Odontología solía decirle a mi madre que quería pasarme a Medicina para ser Pediatra, que ser dentista de adultos a mí no me iba y ella me decía “espera un año más que el saber no ocupa lugar”, y la verdad que fue providencial, porque cuando empecé a estudiar la asignatura de Odontopediatría, supe con certeza absoluta que eso era lo mío. Mi promoción tiene una orla preciosa tipo cómic y yo salgo con piruletas y ositos; todos sabían que desde que entré, quería dedicarme a los niños.

Además trata a pacientes especiales. Cuéntenos cómo es el manejo en estos pacientes, niños y adultos, a la hora de ganarse su confianza.

Es fundamental tener paciencia y retarse continuamente a no tirar la toalla, ser creativos, probarlo todo. Tuve profesores increíbles en la Universidad de Boston, donde hice la especialidad, y entonces mi vocación se reafirmó y se hizo (dentro de mi juventud) más madura, porque me interesaban TODOS los niños, con o sin necesidades especiales. Descubrí que nacer sano es algo que damos por hecho, cuando es un regalo de la vida. Y sin duda, una parte fundamental es formar equipo con los padres, implicarse y admito que esto es difícil pues a veces no hay tiempo suficiente.

El equipo odontológico unido es fundamental siempre, pero mucho más en los protocolos de actuación con éstos pequeños.

Esta pregunta es tan importante como que salga el sol cada día. Si el equipo dental no está unido, mejor no tratar niños. Encontrar el equipo perfecto es … como lo expresaría…. un milagro, que debe celebrarse cada día. En nuestra clínica somos una familia dental y solemos aprovechar la hora de la comida para proponer ideas que nos ayuden a mejorar, hacernos unos a otros críticas constructivas, reírnos….. no concibo mi trabajo sin mi equipo…. mis higienistas y auxiliares son el corazón de mi clínica. Ser la capitana es fácil porque todos son creativos, todos se atreven, si yo canto, ellos ya están a mi lado dando el do de pecho. La clínica de Paloma es en realidad la de Melanie, Javier, Lorena, Lucia, María…. y Paloma!

¿Los padres son buenos colaboradores como acompañantes de los hijos en el gabinete?

Pues sinceramente hay de todo. Me gusta mucho como la Academia Americana de Odontopediatría (la AAPD) enfoca éste tema. Si los padres van a ser de ayuda, que acompañen al niño; si no lo van a ser que sean honestos consigo mismos y nos dejen tratarles a solas porque la comunicación fluye mejor…. esta teoría yo la pongo en práctica y les pregunto a los propios padres si me van a ayudar y con ello a sus hijos o si van a entorpecer mi labor y con ello obstruir el tratamiento de sus hijos… y como la vida misma, la mayoría saben…. la sociedad ha cambiado mucho y también hay muchos tipos de familias…. todos debemos hacer un esfuerzo para comprendernos, respetarnos y que los niños sean los que se beneficien en la toma de estas decisiones.

A muchos les gustaría ser pequeños para ser su paciente.

!Pues que vengan! Todo el que quiera venir conserva a ese niño interior que seguramente lo pasó mal de pequeño en el dentista y nosotras creemos y sabemos que siempre se está a tiempo de que le ayudemos a perder ese miedo.

Hoy día estamos acostumbrados a clínicas muy asépticas y un poco frías, si cabe, en el diseño y decoración. En la suya es todo lo contrario, hay color por todas partes y es lo menos frío que pueda imaginarse nadie. Los niños lo agradecerán.

Les encanta y yo me vuelvo loca. Cosa que veo, cosa que compro y a veces me regañan porque no caben más juguetes o más peluches. A veces una pared está vacía porque cada dos por tres pintamos la consulta y todos bromean haciendo apuestas acerca de cuánto tiempo tardaré en rellenarla. Mi propia casa es así también. Me encantaría ser «más Zen» pero acumulo mil fotos de instantes familiares… supongo que así creo yo mi hogar y mi clínica es mi hogar dental y el de todos nuestros pacientes.

¿Cómo reaccionan al entrar por primera vez a su clínica?

¡Esta pregunta la respondería mejor Javier que se encarga de la recepción! Todo el mundo se siente a gusto, todos nos dicen que les encanta, que parece más una guardería o un parque que una clínica y yo siempre respondo ¡perfecto, eso queremos!

Además siempre reciben una recompensa. Supongo que vienen ilusionados, además de confiados, cuando ya han conocido a la doctora Paloma y a su equipo.

Siempre, siempre, siempre. Es un refuerzo positivo. También me llevo regañinas por comprar tantos premios, pero no puedo evitarlo, se los merecen, son todos unos campeones dentales !!!! Muy a menudo lloran.. pero porque no quieren irse!!!!!

La sedación ha sido un gran avance a la hora de tratar a pacientes especiales. Háblenos de sus indicaciones.

Entiendo que hablamos de las sedaciones mínimas, cuando ayudamos a aliviar la ansiedad para que la experiencia sea más positiva y ya no solo menos molesta sino incluso agradable!!! Muchos niños, adolescentes y pacientes especiales lo necesitan y agradecen en sus primeras experiencias o cuando son tratamientos largos o pesados. Hay que poner en la balanza, antecedentes dentales del paciente, su historia médica, su temperamento, sus necesidades de tratamiento y a partir de ahí individualizar la indicación de la sedación. Animo a todos los odontopediatras y sobre todo a los más jóvenes a recordar que la sedación es otra forma de manejo de la conducta que complementa las técnicas más sencillas. Nunca debe sustituir el manejo conducta, ha de complementarlo.

También atiende a pacientes perinatales y bebés.

Tenemos una unidad materno infantil y estamos muy contentas porque cada vez tenemos más bebes. Las madres de hoy en día “buscan” y nos encuentran. Apoyamos a la madre ya desde el embarazo y luego vienen las guías de los bebes. En unos años, sueño con que la caries de aparición temprana sea cada vez menos común.

Hay mucha desinformación en referencia al momento de iniciar la atención bucodental en los bebés. ¿Qué opina usted al respecto? ¿Cuándo se le dará importancia al “diente de leche” por parte de los papás?

El mensaje debe ser clarísimo. No tratar los dientes de leche porque se caen es un error. No se puede tolerar que ningún profesional de la salud recomiende no tratar las caries de molares o dientes temporales. Si tratamos las caries de un niño, seguramente será un adulto sin caries pero los niños a los que no se les tratan sus caries, crecerán y se harán adultos y se perpetuará el patrón cariogénico.

¿Y qué le parecen los programas de Atención Primaria? ¿Cree usted que la población está informada sobre esas coberturas?

La población está informada, pero no haría ningún daño que estuviesen aún mas informados. Nos gustaría que nada mas ver caries incipientes o analizar que pueda ser un niño con riesgo de caries, nos los remitiesen. También en los centros de Atención Primaria, a veces se da información incorrecta. Todos debemos andar por el mismo camino.

El equipo dental comprende la figura del Higienista Dental, ¿qué representan para usted estos profesionales como miembros de su equipo?

Creo que no hay palabras suficientes para halagar esta profesión. Sin vosotros estamos incompletos. Yo me he vuelto intransigente con las faltas de respeto, que por desgracia a veces vivimos, contra mi personal y mi equipo. Saben muchísimo, trabajan durísimo y son nuestra mano derecha y nuestra mano izquierda y nuestra cara… amo vuestra profesión, simplemente sois imprescindibles.

Usted tiene hijos en edad pre universitaria, ¿alguno de ellos va a continuar la saga?

Jajaja, ya tengo un universitario y sí, está en primero de Odontología en la Universidad Católica de Valencia. No sé si elegirá mi especialidad pero es más payaso que yo y la verdad, creo que los críos le adorarían. La segunda parece que se decanta por la medicina y la pequeña quiere ser cantante (es la más lista )

Esperamos, de corazón, que siga usted con esa energía tan envidiable, esa vitalidad contagiosa y ese amor que demuestra por los demás. Es usted muy joven y tiene mucho tiempo para poder mejorar, todavía más, la vida de sus pacientes, no sólo en su salud bucodental si no en el bienestar que les proporciona ponerse en manos de una profesional como usted.

Nos alegramos mucho de haberla conocido un poco más.

Gracias por vuestra amabilidad e interés. Siempre digo que la Odontopediatría es la más difícil y la más bonita de las especialidades (claro, yo barro para mi casa) y ver vuestro interés me emociona y lo vivo como un gran apoyo.

Muchas gracias Doctora Paloma (así la llaman los peques).

DEJA UNA PREGUNTA

Please enter your comment!
Please enter your name here